Stirling

Situada a 70 kilómetros de Edimburgo, Stirling es una de las ciudades con más afluencia turística de Escocia. La principal razón, que cuenta con una de las universidades más conocidas del Reino Unido. Además, Stirling ha sido testigo de numerosos acontecimientos históricos (pues fue residencia real durante la Edad Media).

Qué ver en Stirling: 7 visitas imprescindibles

Como ciudad con una intensa historia detrás, Stirling cuenta con varios puntos de atractivo turístico, como el Castillo  de Stirling, la universidad o el monumento a William Wallace.

A continuación te presentamos los más destacados:

Castillo de Stirling

El monumento más conocido de la ciudad es sin duda el Castillo de Stirling, que se sitúa en la cima de una colina con vistas a toda la ciudad.

En el interior encontrarás varias estancias de interés, como el Gran Salón,  la capilla real, las cocinas, los jardines o el Palacio Real.

También puedes dejarte caer por The Argyll & Sutherland Highlanders Regimental Museum, un museo dedicado al regimiento de los highlanders.

Desde las murallas del castillo, en días despejados, se aprecia una buena vista del monumento a William Wallace.

  • Precio: adultos 14.50 £; niños entre 5 y 15 años, 8.70 £; desempleados y mayores de 60 años, 11.60 £ menores de 5 años y portadores de Explorer Pass, gratis.
  • Horario: lunes a domingos de 09:30-18:00 horas (abril-septiembre) y de 09:30-17:00 horas (octubre-marzo). Último acceso 45 minutos antes del cierre. Cerrado 25 de diciembre.

Argyll’s Lodging

Es una antigua casa de estilo renacentista del siglo XVII cuyo interior se puede visitar para hacerse buena idea de cómo vivía la aristocracia de la época.

  • Precio: se accede con la entrada al Castillo de Stirling
  • Horario: lunes a domingos de 13:00-16:00 horas

Monumento a William Wallace

En la cima del monte Abbey Craig se eleva el monumento a William Wallace, el gran héroe escocés, conformado por una elevada torre. Una vez dentro del monumento se puede visitar la Sala de Armas, la Sala de Héroes, los Aposentos Reales y la Corona Real, desde donde se obtiene un magnífica panorámica de los alrededores.

El monumento se encuentra relativamente lejos del centro de Stirling, pero si viajas a Stirling merece la pena pasarte a conocerlo, sobre todo por sus impresionantes vistas.

  • Precio: adultos 9.50 £; niños entre 5 y 15 años, 5.90 £; desempleados y mayores de 60 años, 7.60 £ menores de 5 años, gratis.
  • Horario: lunes a domingos de 10:30-16:00 horas (enero-marzo y noviembre-diciembre), de 10:00-17:00 horas (abril-junio y septiembre-octubre) y de 10:00-18:00 horas (julio-agosto). Cerrado 25 y 26 de diciembre y 1 de enero.

Puente de Stirling

El puente original en el que William Wallace derrotó a los ingleses fue destruido, pero su sustituto merece una visita tan sólo por el paisaje a su alrededor. Se accede gratis y es peatonal, por lo que podemos pararnos a hacer fotos desde él con total tranquilidad.

Iglesia de la Santa Cruz (Church of the Holy Rude)

Una de las iglesias más antiguas del Reino Unido, original del siglo XII y reconstruida a lo largo de los siglos. Ha presenciado eventos como coronaciones o bodas reales y cuenta con un techo de madera muy bien conservado y un antiguo cementerio a sus pies donde guardan reposos varios personajes importantes para la historia escocesa.

  • Precio: gratis.
  • Horario: lunes a domingo entre mayo y septiembre de 11:00-16:00 horas.

Antigua prisión victoriana (Old Town Jail)

En esta vieja cárcel puedes recorrer el interior, donde se recrea la vida cotidiana de los presos con actores que ocupan las celdas; desde el piso superior se obtiene una vista de 360 grados que incluye el monumento de William Wallace, la ciudad de Stirling  y su castillo y el Parque Nacional de Trossachs.

También ofrece al visitante una exposición sobre las condiciones de las cárceles actuales en Escocia.

  • Precio: adultos, 5 £, menores de 5 años, gratis.
  • Horario: lunes a domingo 10:00-17:00 horas (última entrada a las 16:15 horas). Solo abre los meses de julio y septiembre.

Abadía de Cambuskenneth

Fue construida en el siglo XII en las afueras de Stirling (unos treinta minutos caminando). El paso del tiempo ha hecho que solo se conserve parcialmente, pero un paseo entre sus ruinas te transportará de vuelta al pasado. Fue, además, abadía real -debido a su cercanía a Stirling- y en ella se custodiaron los restos mortales de varios monarcas escoceses, entre ellos Jaime III y Margarita de Dinamarca.

  • Precio: gratis.
  • Horario: lunes a domingo de 09:30-18:00 horas (solo abre los meses de abril y septiembre).

Otras visitas en Stirling (si tienes tiempo de sobra)

Aquí van unas cuantas sugerencias más para tu viaje a Stirling por si tuvieras tiempo suficiente en tu visita a la ciudad:

  • Pasear por el casco antiguo de Stirling (Old Town).
  • Visitar una mansión del siglo XVI conocida como Mar’s Wark, nunca terminada, por lo que sólo podrás ver su fachada.
  • Acercarse a la Universidad de Stirling y caminar por sus alrededores, de gran belleza, pues está construida en torno un lago.

¿Es posible visitar Stirling en un día desde Edimburgo? La respuesta es sí, pero como siempre advertimos en Guías Nómadas, una buena organización es fundamental.

Cómo llegar a Stirling: información básica

Nuestra excursión a Stirling desde Edimburgo con guía en español es la forma más cómoda, fácil y atractiva de visitar Stirling. En ella recorremos algunos de sus monumentos más notables, como el Castillo de Stirling y el monumento a William Wallace, disfrutando además de las maravillosas vistas que ofrece el Parque Nacional de los Trossachs y de los bosques que rodean el lago Katrine e incluyendo todos los traslados con recogida directa en tu alojamiento en Edimburgo.

La alternativa es viajar a Stirling en tren desde Edimburgo con la compañía Scotrail, que cuenta con un trayecto entre ambas ciudades a un coste aproximado de 15 £ -puede variar según el horario- de alrededor de una hora.